jueves, septiembre 16

Después de que la ASO se comprometiera el año pasado a crear una categoría que permitiera competir en igualdad de condiciones a los vehículos eléctricos con los habituales 4×4 con motores de combustión interna, la escudería Prodrive, presentó la primera versión del Hunter T1+, el vehículo que utilizarán para competir en la edición 2022 del Rally Dakar, en manos de Sebastien Loeb, Nanin Roma y Orly Terranova, respectivamente.

El vehículo que compitió reciéntemente en la Baja Aragón y logró como mejor resultado el quinto puesto de Nani Roma, tras haber punteado con Sebastien Loeb en buena parte del recorrido, ha sido actualizado en varios puntos para lograr una mejor adecuación a los requerimientos de una prueba de este tipo.

El Bahrain Raid Xtreme (BRX), ha incrementado su ancho de 2 a 2.3 metros, los neumáticos ahora, con llantas de 17 pulgadas, pasarán de 32 a 37 pulgadas y el recorrido de las suspensiones, variará ahora de 280mm a 350mm, con amortiguadores más largos, una mejor distribución de pesos, un parabrisas más grande, para mejorar la visibilidad de la tripulación, entre otros aspectos. Asimismo, se mejoró la aerodinamia de la carrocería y se seguirá trabajando en los distintos ensayos para llegar de la mejor manera al compromiso en Arabia Saudita.

Compartir.

Leave A Reply