Después de una serie de altercados entre el equipo Haas y la empresa de bebidas energéticas Rich Energy, la escuadra comunicó hoy la ruptura del contrato respectivo, en términos “amistosos” y que se hará efectiva a partir del próximo Gran Premio en Singapur. Mucho tuvo que ver para que se llegara a esta situación, la decisión de varios de los integrantes de la empresa de cortar su vínculo y ahora lo hicieron posible, aduciendo una renovación de gestión y un nuevo enfoque global, que pretende la marca y donde Rich Energy, quiere apartarse de Haas como patrocinantes.

Ahora, resta saber qué hará el equipo Haas, si mantiene los colores negro y dorado, que la distinguieron durante la temporada o sin su sponsors, buscará cambiar la decoración cromática de sus vehículos.

Compartir.

Leave A Reply