El circuito de Silverstone, escenario de la primera competencia mundial de la Fórmula Uno en 1950, se mantendrá como sede del Gran Premio de Gran Bretaña, hasta el 2024, luego que sus autoridades, rubricaron el respectivo contrato con el empresa Liberty Media, que regentea a la categoría.

El mítico trazado, devenido como pista, luego de haber sido sede del aterrizaje y despegue de aviones durante la segunda guerra mundial, seguirá como uno de los circuitos de “antaño” que actualmente albergan a la Máxima Categoría. El contrato fue firmado por John Grant del BRDC. Stuart Pringle, Director del escenario y Chase Carey, responsable de la Fórmula Uno. El contrato suscripto ayer, es la primera gran noticia para el fin de semana que se inicia mañana con los prolegómenos del Gran Premio de Gran Bretaña, 10° fecha del Campeonato Mundial de Conductores.

Compartir.

Leave A Reply