El Gran Premio de Abu Dhabi de 2018, fue el punto final por entonces para la campaña deportiva del piloto asturiano, Fernando Alonso, quien luego volvió a ponerse al volante de un monoplaza de Indy Car y luego de un Toyota 4×4 en competencias de Cross Country, con miras a correr el Rally Dakar.

Hoy, el circuito de Montmeló, en Barcelona, España, fue el primer mojón superado por Fernando Alonso para su regreso a la competición en la Máxima Categoría del automovilismo mundial. Lo hizo a bordo de un Renault, dotado de neumáticos para prueba y por espacio de 100 kilómetros como lo estipulan las pruebas en la denominada Filming Day.

Este ensayo llegó luego de una serie de pruebas en la sede de Renault en Enstone, donde hubo diversas situaciones con simuladores y ejercicios con los ingenieros de la marca, con miras al debut en la temporada 2021, junto a quién será su compañero de equipo, Esteban Ocon.

“Por ahora el auto es más rápido que yo”, fue el primer comentario de Alonso, quien dijo que estaba muy contento con volver a tripular un auto de Fórmula Uno y sobre todo un Renault, marca con la cual ha convivido en los últimos años como si fuera parte de la familia del rombo. Me faltan referencias de los lugares de frenado, hay que mejorar mi posición de manejo en la butaca y con respecto a la pedalera, pero fue un buen inicio”.

Asimismo, Alonso dijo: “Espero tener otras oportunidades de girar, sobre todo con el auto del 2018, con el que pueda girar sin restricciones de kilometraje y que me servirá para ir tomando confianza con el auto y buscar nuevos límites. El auto me dejó una buena impresión y sé que tiene potencial para el futuro”, concluyó el piloto español, cuyo retorno tuvo una amplia cobertura periodística.

Fernando Alonso y sus primeros giros con el Renault durante el Filming Day de hoy en Montmeló, Barcelona.
Compartir.

Leave A Reply