jueves, agosto 5

El británico Max Mosley, murió hoy a los 81 años de edad y cerró una etapa dentro de la Förmula Uno, en la que fue presidente de la FIA (Federación Internacional del Automovillismo), durante cuatro períodos entre 1993/2009. Junto a Bernie Ecclestone, fueron símbolos de un momento de la Máxima Categoría y Mosley, fue uno de los artífices de buscar la seguridad en los vehículos de competición y la fue logrando sobre la base de pruebas en los distintos equipos.

Mosley, quien fue uno de los co-propietarios de la marca March (precisamente la M de March,era de la Mosley). Comenzó su carrera deportiva en 1968, disputando 40 competencias en categorías menores de Gran Bretaña, hasta que llegó a debutar en la Fórmula Dos en 1968, el mismo día que en Hockenheim, perdía la vida el piloto Escocés, Jim Clark, tras despistarse y golpear contra un árbol del bosque de Hockenheim. Al año siguiente, en 1969, decidió retirarse como piloto, ya que era consciente de que no podría lograr mucho en el automovilismo mundial.

Sin embargo, como abogado y representando a la marca March, representó a la marca ante la FISA primero, actuó como una de las personas que trabajó en el Pacto de la Concordia y sus regulaciones durante 1993 y luego de que FIA, absorbió la FISA, pasó a ser el Presidente de la FIA y desde allí, fue rigiendo los destinos del automovilismo mundial.

Compartir.

Leave A Reply