sábado, octubre 16

Al igual que lo que pasó con Red Bull, ante su reclamo ante la FIA por el toque entre Lewis Hamilton y Max Verstappen en el Gran Premio de Gran Bretaña, la Federación Internacional del Automóvil (FIA), mantuvo su postura sobre la exclusión de Sebastian Vettel en el pasado Gran Premio de Hungría, luego de comprobar que el piloto alemán no podía entregar más de 300cc de combustible al final de la prueba, cuando el reglamento argumenta que debe haber un litro de combustible al final de un GP para ser analizado.

La decisión original de los comisarios se basó en que no quedaba el litro de combustible obligatorio, en lugar de tratar los motivos, que es exactamente lo que apoyan las últimas pruebas de Aston Martin.

Otmar Szafnauer, director general y del equipo, dijo: “Sebastian condujo de forma brillante en Hungría y nos complace que se nos haya dado la oportunidad de mostrar nuevas e importantes pruebas que hemos descubierto desde la carrera”.

“Creemos que las pruebas que presentamos eran relevantes y demostraron a la FIA que debería haber sido reintegrado tras su descalificación”.

“Desgraciadamente, la FIA adoptó un punto de vista diferente y, a pesar de que la exactitud de nuestras nuevas pruebas no fue cuestionada, la descalificación de Sebastian se ha mantenido sobre la base de que las nuevas pruebas no se consideraron “relevantes”. Esto es decepcionante, y ahora consideraremos nuestra posición con respecto al proceso de apelación”, dijo el directivo.

Compartir.

Leave A Reply