La catedral de Notre Dame de Charter, en Francia, fue el lugar elegido hoy para dar el último adiós al piloto francés Anthoine Hubert, quien perdiera la vida en la competencia de la Fórmula Dos, previa al Gran Premio de Bélgica en el circuito de Spa-Francorchamps. A la ceremonia, asistieron todos los pilotos que fueron sus rivales en pista y sus amigos, que colocaron sus cascos en cada una de las sillas habilitadas para tal fin y acompañaron a los familiares y amigos del piloto desaparecido. También asistieron a la reunión entre otros, Oliver Panis, Jean Alesi, Alain Prost, Charles Leclerc, Louic Duval, Jean Todt, presidente de la FIA y la compañera de equipo de Hubert, la colombiana, Tatiana Calderón.

En las afueras de la Catedrál un mural con la foto de Hubert, congregó a distintos aficionados que siguieron la ceremonia que se extendió por espacio de una hora.

Compartir.

Leave A Reply