Después de la dolorosa eliminación en Indianápolis de Fernando Alonso en su intento de competir con McLaren en las tradicionales 500 millas, la escudería se replanteó su futuro en la división norteamericana y Zak Brown, dio a conocer en las últimas horas que ya tiene resuelta su participación en la temporada 2020 del Indy Car. Lo hará a través del equipo Arrow Schmidt Peterson Motorsport, que es propiedad de Sam Schmidt y Mic Peterson y pasará a llamarse Arrow McLaren Racing SP y tendrá una duración de dos años el contrato para competir en Indy Car. Asimismo, la escuadra pasará a competir con motores Chevrolet, dejando de lado los Honda que venía utilizando con la conducción de James Hinchclilfe, durante las cinco últimas temporadas. Este nuevo paso de McLaren, será acompañado por la contratación de nuevos pilotos y los que aparecen en el horizonte con mayores posibilidades, son el brasileño Felipe Nasr y Nicholás Latifi, sobre todo éste último que ha impresionado muy bien a la escuadra.

Compartir.

Leave A Reply