Asfalto engañoso. El clima puede jugar un papel clave en la carrera, por las condiciones cambiantes.

La prueba teutona sobre asfalto comprenderá tres etapas, 21 tramos de velocidad y 309,17 kilómetros sobre caminos cambiantes, donde la lluvia y el barro, pueden llevar al error y no perdonan jerarquías. Thierry Neuville y el Hyundai, abrirán la ruta por primera vez en el año. M-Sport nunca ganó en Alemania.

Con la confirmación de 64 tripulaciones anotadas, se iniciará el próximo jueves el ADAC Rally de Alemania, 10ª fecha del Campeonato Mundial de la especialidad, disputándose íntegramente sobre tramos asfaltados a lo largo de tres etapas bien diferenciadas.  Tras el shakedown del jueves en Eiweler, de 4,09 km, el día se cerrará con la disputa del superespecial de Saarbruchen, de 2,5 km.

El viernes, la etapa inicial, a lo largo de siete tramos, transcurre por la zona de los Viñedos de Mosel, destacándose el segmento de Walder-Weiskirchen, de 9,27 km, a disputarse en tres oportunidades. El sábado, la carrera se traslada al campo militar de Panzerplatte, cuyo mítico tramo de 41kilómetros, deberá ser cubierto en dos ocasiones y en el que generalmente se logran buenas diferencias entre los pilotos. También se corre el Arena Panzerplatte, de 2,87 km, en tres ocasiones.

Finalmente, el domingo habrá dos sectores en dos pasadas. El tramo St Wendeleu-Land de 12,95 km, será el Power Estalle que cerrará la carrera.

Principales novedades

En la ocasión y por primera vez en la temporada, el encargado de abrir la ruta será el belga Thierry Neuville (Hyundai), ya que es puntero del torneo, compartiendo esa posición con el francés, Sébastien Ogier (Ford Fiesta), quien largará segundo. Neuville hará la veces de local, ya que la base de Hyundai, en Alzenau, está a dos horas de autopista del lugar de concentración de la carrera. Por su parte, tanto Ogier como Ott Tanak y el local Armin Kremer, que correrá con un Fiesta M-Sport, buscarán lograr la victoria para el equipo, que siempre le fue esquiva en Alemania. Citroën repartirá su equipo entre Kris Meeke, Craig Breen y Andreas Mikkelsen, quedando de lado en la ocasión, Stephan Lefebvre, quien sufrió un espectacular accidente el año pasado.

Por su parte, Elfyn Evans será el principal piloto de la escuadra Dmack, y estrenará el nuevo compuesto de asfalto de la proveedora británica denominado DMT RC22S6 (blando) y H6 + BB (Duro), entre las opciones de 36 neumáticos para disputar toda la carrera.

 

 

 

Compartir.

Leave A Reply