De todas las categorías del automovilismo mundial que buscan reinsertarse a la actividad en los próximos meses, el Campeonato Mundial de Rally (WRC), aparece como el más complicado de hacerlo, en el corto plazo.

Al aplazamiento de las fechas de Argentina, Portugal, Italia y Kenia, podrían sumarse en los próximos días dos fechas de países que buscaban reinsertarse al calendario mundial, como son Nueva Zelanda, ausente desde el 2012 y Japón, comprometido con el avance de Toyota en la categoría. Tanto Nueva Zelanda, que actualmente no tiene pilotos de esa nacionalidad en carrera, como de Japón, la causa fundamental de su no posible disputa, para los elevados costos que implicaría movilizar la logística de los equipos, en tiempos donde cada euro que se pueda ahorrar, cuanta en el presupuesto de los equipos intervinientes.

En el caso de Nueva Zelanda, la posibilidad de no correr, se tomaría en los pròximos días de mayo, en tanto Japón, todavía tiene una chance en función de la evoluciòn del Covid 19, en el mes de junio. Nueva Zelanda estaba prevista del 3 al 6 de septiembre. Por su parte, también está en la nebulosa, el Rally de Finlandia, previsto originalmente para el mes de agosto, pero que en función de estas bajas, podría suponer un retraso en su disputa para el mes de septiembre.

Compartir.

Leave A Reply