jueves, agosto 5

La escuadra M-Sport dirigida por Malcolm Wilson y con la conducción de su hijo, Matthew Wilson, realizó en los bosques de Greystoke, una serie de pruebas de su prototipo Rally1, con motor híbrido y que serán los autos que marcarán el rumbo dentro del Mundial de Rally a partir del 2022 y por tres temporadas.

Wilson ensayó por primera vez el auto que tiene por ahora carrocería de Ford Fiesta, aunque no se descarta que pueda utilizar la del Ford Puma en un futuro. Matthew, tras los primeros ensayos, quedó muy conforme con el rendimiento de la unidad, dotado de una caja de cinco velocidades, sin diferencial central y con potencia híbrida de un motor convencional y un motor eléctrico capaz de generar buena potencia, para sumar caballos de fuerza extra al potencial del auto. Este primer desarrollo que contó con la colaboración de Ford Perforrmance, puede ser la base para que Ford Motor Company vuelve a involucrarse con la marca al más alto nivel y por ello, M-Sport ha declarado que si se retrasa la era híbrida más allá del 2022, puede significar que M-Sport, ya no tenga el apoyo de la marca del óvalo.

Compartir.

Leave A Reply