La Fórmula Uno comenzó hoy con su despedida de la temporada 2020, cuando aún faltan tres competencias, dos en Bahrein y una en Abu Dhabi, para bajar el telón de una temporada difícil, pero menos para Mercedes y Lewis Hamilton, que dominaron y siguen dominando sin preocupaciones en todas las carreras.

El circuito de Bahrein para su Gran Premio, no fue la excepción, ya que por la mañana, logró un buen registros, 1m29s033/1000, superando a Valtteri Bottas (Mercedes), por 449/1000, Sergio Perez (Racing Point) a 967/1000, Carlos Sainz (McLaren) a 985/1000 y completaron, Pierre Gasly (Alpha Tauri) a 1s016/1000 y Max Verstappen (Red Bull) 1s261/1000, con algunos problemas en el chasis, tras golpear el chasis en esa tanda.

En la segunda sesión de ensayos, ya con el sol escondièndose y dominando la luz artificial, asegurada por los 495 postes colocados en todo el circuito y sus lámparas Lead, que aseguran una buena visión bajos esas condiciones. Asimismo, Pirelli, le pidió a todo el parque de la Fórmula Uno, que probaran uno de los compuestos que se preparan para el año próximo y en esa tarea, se consumieron gran parte de los minuto de trabajo y después de la primera hora, se pusieron los compuestos rojos para iniciar la puesta a punto de los autos y sobre todo, probar con los tanques llenos. En esa tecitura, Max Verstappen (Red Bull), corregido el problema de la tanda inicial, marcó el mejor registro con 1m29s310/1000, superando a Bottas (Mercedes) por 018/1000 y quedaba tercero, Sergio Pérez (Racing Point) a 085/1000. Pero, apareció Lewis Hamilton (Mercedes) y tras calentar todo el conjunto, marcó un sorprendente registro de 1m28s971/1000, postergando a Max Verstappen (Red Bull) a 347/1000 y completó la trilogía de los más veloces, Valtteri Bottas (Mercedes) a 365/1000. Las Ferrari, que habían dominado el año pasado, con otro motor y otro chasis, hoy se “arrastran” y quedaron 12º y 14º respectivamente, con un andar muy lejos de la punta.

En el marco de la segunda tanda, un piloto que siente la presión por todos lados y trata de hacer buena letra para quedarse en Red Bull, Alex Albon, fue el encargado de la primera interrupción, al sufrir un violento despiste, con el que golpeó bastante el auto en su lateral. Sergio Perez y Nico Hulkenberg, aparecen en el horizonte del equipo y Albon, parece tener a cada momento los días contados en el equipo.

Así quedó el Red Bull de Alex Albon tras su despiste. Sin problemas para el piloto, pero con serios daños para la unidad.

Mañana, seguirá la actividad en pista con la tercera tanda, prevista desde las 8.00 y luego la clasificación a partir de las 11.00, en tanto la carrera se largará a las 11.10 sobre 57 vueltas para completar 308,484 km/h.

Compartir.

Leave A Reply