viernes, marzo 5

La anteúltima parada del tour del MotoGP de su calendario 2019 nos lleva a Malasia, un destino exótico, con mucho para ver y conocer una cultura fascinante. El circuito Internacional de Sepang se ubica cerca de Kuala Lumpur, la ciudad de increíbles restaurantes, donde se lucen las Torres Petronas y los bellos edificios coloniales.

El primer Gran Premio de Malasia se disputó en el circuito de Shah Alam en 1991, pista que alojó el evento por siete temporadas, antes que se trasladara por única vez a Johor en 1998.

El Circuito Internacional de Sepang fue diseñado por Hermann Tilke y albergó su primer Gran Premio en 1999. Desde allí estuvo siempre formando parte del calendario de la categoría y además ha sido ampliamente utilizado para pruebas de pretemporada.

El autódromo – ubicado 50 km al sur de Kuala Lumpur-  fue construido en medio de un inmenso complejo que abarca un hotel, un campo de golf, negocios y otras instalaciones deportivas, todo ello ejecutado en menos de 14 meses a un costo de más de 67 millones de dólares.  

Malasia es una ex colonia británica que desde 1963 mantiene su configuración actual, con una población compuesta por chinos, malayos, indios y grupos aborígenes. Su rica historia cultural potencia las tradiciones vinculadas a la gastronomía, la arquitectura y los festivales locales.

Hay playas increíbles, bosques húmedos, parques nacionales de gran belleza y una variada flora y fauna. En sus islas tropicales todas las actividades extremas son posibles.

Qué ver en Kuala Lumpur

En el centro de la ciudad, la gran atracción son las Torres Petronas que continúan siendo el edificio público de torres gemelas más altas del mundo. Estas torres, diseñadas por el arquitecto argentino César Pelli – pusieron a Kuala Lumpur en el mapa arquitectónico del mundo. No son simplemente reconocidas por su altura, sino por los esfuerzos conceptuales de Pelli por incorporar motivos y símbolos islámicos en el proceso de diseño. Por supuesto que se pueden visitar para ver la ciudad desde arriba. Los tickets van desde los  28 dólares, aunque hay opciones a U$S 60 y U$S 100.

El aeropuerto de Kuala Lumpur está a cinco kilómetros de Sepang y a 60 del sur de la ciudad. Hay un tren que opera desde el aeropuerto a la ciudad pero no hay tren al circuito. La opción es tomar un taxi, ya que no son caros. Si la intención es visitar la costa o salir de la ciudad, entonces se puede alquilar un auto.

Las Torres Petronas y mucho más

Además de la visita obligada a las Torres, el denominado Golden Triangle alberga los mejores negocios y restaurantes, pero los barrios de Chinatown y Little India también merecen una visita. Allí es donde nació la ciudad. Los mercados, los puestos de comida y los restaurantes ayudan a conocer mejor el estilo de vida malayo.

Para relajarse después de un paseo por el centro, la plaza Dataran Merdeka que alguna vez fue el núcleo de la ciudad colonial, permite compartir un momento de tranquilidad con los locales. Aquí hay que visitar el Mercado Central en un edificio art decó de los años 30 que fue rescatado de la demolición y transformado en los años 80 en un mercado turístico artesanal. Tiene 350 negocios y se puede encontrar desde artículos de papelería, a jabones, joyas y remeras. Aunque el fuerte Malay ya no existe, la torre de telecomunicaciones Menara KL es ahora uno de los sitios más reconocidos de la ciudad en este sector.

Para quienes aman las compras, el shopping para visitar es Pavilion KL que nuclea no solo las marcas internacionales, sino algunas buenas opciones locales, incluyendo un piso dedicado a marcas y productos japoneses en el sexto piso y un excelente sector de comidas en el subsuelo.

Alojamiento para todos los bolsillos

Hay todo tipo de opciones en materia de alojamiento y no son tan caras como podría pensarse. Lo que hay que decidir es si nos vamos a quedar en Kuala Lumpur, en los hoteles cercanos al aeropuertos o en los lujosos hoteles de Putrajaya ( donde compite la Fórmula E).

Los hoteles más top son el Mandarín Oriental cerca de las Torres Petronas y el Hotel Carcosa de estilo colonial. 

Otra opción de los fanáticos de las motos es alojarse en los hoteles cercanos al aeropuerto.

Playas y jungla

Si hay tiempo para seguir conociendo, los entendidos recomiendan disfrutar de las playas de la costa este, con aguas de una increíble transparencia. También hay zonas de montaña y jungla. Las playas y templos de Penang, la isla de Langkawi y el Parque Nacional Kinabalu son las principales recomendaciones de todas las guías de viaje.

Compartir.

Leave A Reply