El próximo fin de semana la categoría reina del motociclismo mundial disputará el Gran Premio de San Marino y la Rivera del Rímini. De esta región – que tiene innegables atractivos turísticos- son oriundos destacados pilotos de la categoría como el fallecido Marco Simoncelli, además de Valentino Rossi, Andrea Dovizioso y Marco Melandri.

El primer Gran Premio que tuvo lugar en Misano se disputó en 1980 pero quedó incorporado en forma permanente al calendario de MotoGP  recién desde 2007, luego de una completa renovación. En tanto, el primer GP de San Marino se llevó a cabo en Imola en 1981, luego también tuvo como escenario a Mugello y es ahora Misano el epicentro de esta prueba.

Las entradas

La entrada general para el Gran Premio tiene un valor de U$S 187 y permite acceder a sectores donde se presencia la competencia o bien de pie, o sentado en el suelo. 

En cuanto a las Tribunas, solo queda disponibilidad en la denominada Brutapela, ubicada en la primera curva después de la recta principal, a un costo de  U$S 261; en la Tribuna E después de la recta principal en un sector de curvas cerradas, a un costo de U$S 274 y en la Tribuna Central con visión sobre la grilla de partida, los boxes y el podio, a un costo de U$S 393. En todos estos sectores hay además pantallas gigantes.

San Marino y Rimini

Ubicada 25 km al sudoeste de Rimini, la República de San Marino es la más antigua república constitucional del mundo, cuya fundación se remonta al año 301. El Monte Titano de 749m es su punto más alto y permite tener bellas vistas de este pequeño país de 30.000 habitantes.

La cercana Riviera de Rimini en Italia al norte de Emilia Romagna es un lugar elegido por italianos y extranjeros para sus vacaciones de verano. Rimini es sinónimo de tardes al sol en la playa, y fiestas hasta bien entrada la noche. Misano se ubica 20 km al sudeste de Rimini a lo largo de la costa del  Adriático.

Opciones en alojamiento

Hay más de mil hoteles en la ciudad de Rimini y sus alrededores, por lo que no es difícil encontrar alojamiento para todos los presupuestos.

En los hoteles de lujo la habitación tiene un costo de 200 euros por noche, mientras que en uno de 3 ó 4 estrellas, la habitación se consigue entre 100 y 150 euros. Los de bajo presupuesto se ubican en el orden de los 70-80 euros por noche.

En pleno verano europeo, otra opción son los campings y hay varios a lo largo de la Riviera. La costa adriática tiene pequeñas ciudades con buenos hoteles que ofrecen una inmejorable oportunidad de disfrutar de la playa.

La propia República de San Marino tiene una gama de hoteles de lujo, hoteles boutique y de rango medio y bajo presupuesto, para todo tipo de viajeros.

Paseando por la antigua república

Multitud de viajeros llegan cada año a esta micro república, buscando descubrir sus antiguos secretos.

El Castillo de la Cesta- que data del siglo XIII- domina el horizonte y ofrece increíbles vistas de Rimini y la costa. Los turistas pueden caminar dentro de sus murallas y conocer un pequeño museo dedicado al armamento medieval. Otro castillo para visitar es el de la Guaita, que data del siglo XI y que fue utilizado como prisión hasta 1975.

La Piazza della Libertá con el Palazzo Pubblico neogótico, merece también una visita, para presenciar además el cambio de guardia que tiene lugar todos los días de mayo a setiembre.

Dos museos compiten para atraer visitantes: el Museo de las Curiosidades con figuras de cera y el Museo del Estado, con exhibiciones de arte, historia, artefactos y cultura.

Playa, ruinas romanas y Fellini 

Rimini tiene una población de 150.000 personas y recibe turistas todo el año, que van en busca de sus playas y de conocer su herencia cultural.

El itinerario romano por la ciudad permite conocer el Anfiteatro, el Puente de Tiberio y el Arco de Augusto, aunque también se puede conocer el pasado medieval, admirar obras del Renacimiento y repasar la vida y la filmografía de Federico Fellini, hijo dilecto de esta ciudad.

Compartir.

Leave A Reply