El calendario de MotoGP abre su año en el desierto de Qatar, en el circuito de Losail. Una visita a este país, permite conocer el mundo árabe, la herencia de los beduinos, junto a la elegancia y el lujo de un moderno país.

El Grand Prix de Qatar es sin duda uno de los eventos más espectaculares del calendario de MotoGP. La acción se desarrolla en la noche bajo las brillantes luces en el circuito internacional de Losail, que se encuentra ubicado a 30km de Doha, la apasionante ciudad capital de Qatar.

Para quienes quieren asistir al Gran Premio, deben tomar en cuenta que un pasaje de Buenos Aires a Doha, por Ethiopean Airlines cuesta $ 50.000 pesos y por Qatar Airlines cuesta $73.000.

 

Localizado en el desierto de Qatar, el circuito de Losail celebró su primer evento en el Grand Prix de Qatar 2004. En 2008 Qatar celebró el primer gran premio con luz artificial de la historia del Campeonato del Mundo MotoGP™ y desde Qatar 2007 la temporada abre el calendario de MotoGP.

El país del popular piloto de automovilismo Nasser Al Attiyah se encuentra ubicado en el Golfo Persa, una pequeña península que limita con Arabia Saudita al sur. Lo que más sorprende al viajero es el contraste del paisaje antiguo del desierto con el impresionante y rápido desarrollo de las ciudades y de su infraestructura, que es una maravilla para la vista.

La increíble ciudad de Doha, está situada en el este del país en la costa del Golfo Pérsico. Qatar tiene una población de alrededor 1,5 millones, con aproximadamente la mitad los habitantes que residen en la capital y sus suburbios circundantes.

Qué ver en Doha

Para un salto al futuro, recomendamos un paseo por Al-Corniche, la moderna costanera marítima de Doha. La bahía de Doha tiene bellos senderos y ciclovías. Una buena manera de empezar a conocer la ciudad es comenzar en RasAbu Abboud al sureste y alrededor del Sheraton Hotel, buscando las atracciones principales.

Un imperdible de la ciudad es el Museo de Arte Islámico, diseñado por el arquitecto Pei ( autor de la pirámide del Louvre). Alberga la mayor colección de arte islámico del mundo: telas, cerámicas, trabajos en esmalte y en vidrio son verdaderos tesoros que pueden apreciarse en una visita.

Para un viaje al pasado, paseando con perfume a esencias de cardamomo, recomendamos una visita al Bazar Souq Wapf, que ha estado en este lugar desde hace siglos. Ideal para comprar, cenar o tomar café. El área del mercado ha sido remodelada para semejarse a un mercado del siglo XIX.

Cerca de allí se encuentra el bazar de los halcones Falcon Souq, donde se encuentra todo lo que tiene ver con estas aves. Durante los meses de octubre a marzo, los niños qataríes compran su primer halcón, para seguir con la tradición familiar.

Otras atracciones son las playas de arena de Khor al Adaid, cerca del límite con Arabia Saudita, que se disfrutan mejor con una luna llena, bajo las estrellas, o una visita para ver los petroglifos – se llega solo por una 4×4- en un sector denominado Jebel Jassassiyeh. Pocos pueden presumir de haber visto estas inscripciones en rocas antiguas, ya que el lugar es de difícil acceso.

En alojamiento, múltiples opciones

La hotelería de Doha es de excelente nivel y las principales cadenas hoteleras del mundo se ubican en su lujosa costa marítima.

Una habitación doble para la estadía durante los días de la carrera en Doha cuesta desde los $270 dólares en un hotel de tres estrellas, mientras que hay ofertas en hoteles de lujo como el Westin ( U$ 724), el Gran Hyatt( U$S 1154) hasta llegar al Four Seasons que cuesta U$ 1717 por seis noches.

Respecto al tema de la comidas y bebidas, recordamos que solo algunos bares y hoteles de lujo comercializan alcohol, el café se sirve especiado o muy oscuro y con mucha azúcar, la langosta grillada es el plato favorito de los locales, el plato de arroz con pollo, cordero o pescado en una rica salsa llamado Makbus es un imperdible del menú qatarí y los dátiles en todas sus variedades, colores, tamaños son el postre ideal.

Finalmente destacamos algunos rasgos del clima. En marzo cuando el MotoGP visita Qatar el clima es agradablemente cálido en el día y no tan agobiante, con temperaturas máximas diarias promedio de 26,8°. Durante la noche las temperaturas mínimas medias son  de 16,7 °C, por lo que hay que llevar una campera para usar en la noche. Hay una muy baja posibilidad de lluvia en el desierto, aunque puede llover en esta época del año en Qatar, y por ello los pilotos ya hicieron las pruebas en asfalto mojado, por las dudas.

Compartir.

Leave A Reply