Este fin de semana la máxima categoría llega a Silverstone, Gran Bretaña, recreando la carrera más antigua del calendario. No solo por ello podemos decir que la F1 está “en su casa”, sino porque además siete de sus escuderías- McLaren, Williams, Red Bull, Renault, Haas, Racing Point y Mercedes- tienen su sede en Inglaterra.

Los 5800 metros del circuito de Silverstone son de los más destacados del calendario anual de la Fórmula Uno. El viejo aeródromo de la Segunda Guerra Mundial sigue vigente y sus curvas veloces – algunas son las mejores de la temporada- representan siempre un verdadero desafío para los pilotos.

El circuito se encuentra ubicado 130 km al norte de Londres y la mejor forma de llegar es en auto. Los embotellamientos históricos parecen haber quedado atrás con nuevas obras viales y ahora se puede llegar con mayor comodidad y estacionar sin problemas, por la condición rural del lugar.

Los tickets

2018 British Grand Prix, Sunday – Wolfgang Wilhelm

Además de las comodidades habituales para esta competencia se dispone de tribunas desmontables. Sin embargo comprando un ticket de admisión general se puede tener una buena visibilidad. Por ejemplo se puede ver la curva Copse – que los autos de F1 toman en séptima velocidad- desde un área de concreto donde los espectadores están de pie y de igual manera se puede ver la entrada a la curva Beckett 500 metros más allá. Una vez más, habrá tribunas llenas en el viejo circuito este domingo.

Alojamiento cerca del circuito

Se pueden encontrar hoteles y Bed and Breakfasts en las ciudades cercanas de Towcester, Buckingham, Milton Keynes o Northampton. Para los que gustan del campamentismo hay lugares aptos al lado del circuito y en los predios de la ex Force India.

Los precios varían y mucho. Con mucha suerte se puede conseguir una habitación doble en un hotel en Brackley cuesta poco más de $ 5000 por noche, pero lo más probable es lograr alojarse en uno de Milton Keynes por  $10.000 la noche. También se puede encontrar un departamento por un precio similar, es decir unos $ 40.000 por todo el fin de semana.

Para los que no tienen inconveniente en cubrir los 130 Km en auto hasta Silverstone, la mejor opción sigue siendo Londres por supuesto. Allí hay opciones para todos los gustos y bolsillos. Un departamento por el fin de semana se puede alquilar desde los $ 40.000 y una habitación sencilla cuesta alrededor de $10.000 por cada noche. No hay un precio límite, ya que siempre se puede encontrar un alojamiento más lujoso en esta maravillosa ciudad.

Londres: todo para ver

¿Qué decir de esta ciudad que lo tiene todo? Lo primero es que unos pocos días no alcanzan para disfrutar de todo lo que tiene para ofrecer, pero al menos hay que tratar de captar su esencia.

Para admirarla desde arriba, nada mejor que subir al London Eye, al Ojo de Londres en el South Bank, para tener una impecable vista sobre el Támesis, el edificio del Parlamento y mucho más. Subir a una de las cápsulas, junto a turistas de todo el mundo por 30 minutos cuesta 27 libras, es decir unos $ 1500.  

De nuevo sobre nuestros pies vale la pena continuar caminando a la vera del río para llegar a la Tate Modern, el espectacular museo construido a partir de una vieja usina eléctrica que es uno de los más visitados del mundo. Y además es gratis!

A pocos pasos de allí, cruzando el Puente del Milenio, se llega a la City de Londres para ver la imponente Saint Paul en todo su esplendor y mezclarse con los señores de negocios que caminan a paso apurado por Fleet Street.

Otros imperdibles de la ciudad esperan río arriba: La Torre de Londres, que alberga junto a sus Beefeaters y sus cuervos más de mil años de historia y el Tower Bridge, idéntico en estilo pero mucho más moderno, tomando desde hace poco más de 120 años el pulso del Támesis. 

Monárquico o no, vale la pena ver el cambio de guardia en Buckingham Palace – consultar días y horarios- en una ceremonia que suele iniciarse poco antes de las 11:00, muy colorida y animada por la música de los regimientos y por los impacientes turistas que buscan obtener la mejor foto.

Para relajarse, nada mejor que caminar o descansar en los bellos parques de la ciudad, Hyde Par, St James’ Park o Regents’ Park por solo nombrar algunos, que son un verdadero oasis en medio de la gran metrópoli.

Londres lo ofrece todo en materia de compras y aunque sea evidentemente caro para los bolsillos argentinos, Regent Street, Oxford Street, el Strand y todo un entramado increíble de calles y negocios, nos tientan desde las mejores y más tradicionales tiendas, como la emblemática Harrods’ en Knigthsbridge, muchas de ellas proveedoras de la corona inglesa.

Tal como vimos con la Tate Modern, los museos son gratis en Londres, lo que nos brinda una excelente oportunidad de disfrutar de verdaderas joyas como la National Gallery en la siempre concurrida Trafalgar Square o del British Museum, que tiene una de las más impresionantes colecciones de artefactos y obras de arte de todo el mundo. 

Para quienes gustan de los mercados, hay muchas opciones como el Camdem, o el Borough con innumerables puestos de comidas y todo tipo de productos. Algunos como el Mercado Leadenhall tiene un interesante atractivo por su arquitectura y otros como el de Portobello Road en Notting Hill tienen puestos dedicados a la ropa, los alimentos y las antigüedades.

La vida nocturna se concentra en los cines y las salas de teatro y espectáculos en la zona de Leicester Square y Covent Garden y en los miles de pubs distribuidos en todo Londres.

Compartir.

Leave A Reply