Luego de la pausa del verano, la Fórmula Uno vuelve a la actividad el próximo fin de semana con la disputa del Gran Premio de Bélgica en el dificilísimo trazado de Spa Francorchamps, ubicado a dos horas de la capital del país, Bruselas. La región de las Ardenas tiene una buena oferta de alojamiento y ofrece mucho para ver. Quedan unas pocas ubicaciones disponibles, entre ellas las muy exclusivas del Paddock Club a más de 4000 euros.

Además de ser la casa de uno de los grandes circuitos del calendario de la Fórmula Uno, Spa es reconocida a nivel mundial por sus aguas. Los romanos fueron los primeros en descubrir las bondades del agua que brota en lo más profundo de la zona de las Ardenas y aún hoy la gente llega a la ciudad para darse baños de hidroterapia. La mayor industria de la ciudad es la de la compañía de agua embotellada, Spa.

El circuito tiene una extensión de 7004 metros y los  mejores pilotos del mundo deberán recorrerlo en 44 vueltas para cubrir una distancia de 308,052 km.

El agua está siempre presente en el propio circuito, ubicado a 8 km de la ciudad. Una de las curvas más difíciles del trazado es la Pouhon, que se traduce como “pozo de agua”, además de la emblemática Eau Rouge o “Agua roja” y las Ardenas además tienen un microclima que hace que los neumáticos de agua estén siempre listos en los boxes.

Las luces de Lieja se ubican a 40 minutos de Spa, mientras que la capital del país, Bruselas, se encuentra a 2 horas de viaje.

Si bien hay un aeródromo en las afueras de Spa, el aeropuerto internacional más cercano es el de Bruselas que tiene conexiones con toda Europa y vuelos intercontinentales.

La forma más sencilla de llegar al circuito es en auto, pero si no se puede alquilar uno, se puede tomar un tren desde Lieja y luego uno de los muchos buses que llevan a la pista.

Entradas casi agotadas 

Si bien la entrada general permite acceder a sectores altos que a menudo están cubiertos de árboles, las entradas de tribunas tienen vistas a las principales curvas como La Source, Eau Rouge, Pouhon, con tickets que se dividen en tres grupos: oro, plata y bronce.

La gran mayoría de los pases ya están agotados. Quedan disponibilidades de entradas en los pases de Hospitality Paddock Club.  Para dos días – sábado y domingo- ese pase cuesta 4056,68 euros, mientras que para los tres días cuesta 4764.56 euros.

Otra de las opciones es la Tribuna Silver 3 con vista a Pouhon a un costo de 415 euros o la Tribuna Bronce a un valor de 179 euros.

Qué ver en Spa

Spa obviamente es la ciudad ideal para alojarse y ver el Gran Premio. Tiene muchos cafés y restaurantes – además de un Casino- y está llena de encanto.

Los pilotos y directivos de las escuderías suelen elegir el Radisson Hotel en Spa, pero además hay otros establecimientos categorizados como Cardinal, el Dorint y L’Etape Fagnarde. Las opciones más económicas están en las localidades vecinas. Hay 480 casas de invitados en la región de las Ardenas y muchos pequeños hoteles. La carpa es otra buena opción, aunque será fundamental prever protección contra el agua.

La especialidad local es muy simple pero a la vez muy apetitosa: mayonesa con papas fritas. Se sugiere además asistir a la carrera con un impermeable debido al clima siempre cambiante.

Lieja es otro posible lugar de alojamiento. Tiene montones de bares y restaurantes como para todos los bolsillos. La ciudad minera de Blegny también merece una visita, para conocer cómo era la vida subterránea de los mineros.

Qué ver en Bruselas

Luego de disfrutar del Gran Premio y de unos relajantes días haciendo una rutina de hidroterapia en Spa, una buena opción es dirigirse a Bruselas. La capital tiene una increíble arquitectura barroca, un magnífico ayuntamiento gótico y una interminable lista de cafés.

En el corazón de la capital belga se encuentra la majestuosa Grand Place que recién se revela al viajero cuando se ingresa por una de las seis calles laterales. El ayuntamiento del siglo XV impacta por su arquitectura, las estatuas, escudos y detalles barrocos.

La principal galería de Bruselas está constituida por los Museos Reales de Bellas Artes y alberga la obra de pintores flamencos hasta el surrealista Magritte. Obras de los Brueghel, Rubens, Delvaux y Wouters desfilan en esta impecable galería.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Otro lugar para conocer es el Parque del Cincuentenario rodeado de impresionantes museos, entre ellos uno de temática militar y otro dedicado a los autos. La zona conserva elegantes plazas y parques y también el Arco del triunfo del Cincuentenario, que recuerda al Arco de Triunfo de Paris. El monumento data de 1880 para celebrar el 50 aniversario de Bélgica, pero recién se completó su construcción en 1905. 

A modo de referencia un vuelo de Buenos Aires a Bruselas por Iberia se consigue a partir de los 43.543 pesos argentinos.

Compartir.

Leave A Reply