miércoles, mayo 18

El autódromo de Monza, fue en su momento el tercer circuito del mundo, construido para recibir competencias automovilísticas en el mundo. Fue realizado en 110 días e inaugurado el 3 de septiembre de 1922, con lo cual está a un paso de ser centenario. El trazado de Brooklands en el Reino Unido y el óvalo de Indianápolis, eran por entonces los únicos escenarios que competían con el autódromo nacionale de Monza, Italia.

Hoy, Monza, espera tener un Gran Premio de alto contenido emotivo, porque es un trazado muy veloz, el más rápido de la temporada y en el cual volverán a encontrarse las dos marcas y los pilotos que vienen luchando palmo a palmo por el campeonato. Lewis Hamilton por Mercedes y Max Verstappen por Red Bull, luego de que éste último volviera a tomar las riendas del campeonato al vencer en el Gran Premio de los Países Bajos, la carrera de casa, para el piloto holandés.

La semana que antecede al 72° Gran Premio de Italia, fue pródiga en novedades y confirmaciones sobre los pilotos que competirán en 2022. Así, al confirmarse la desvinculación de Valtteri Bottas de Mercedes para el año próximo y la contratación de George Russell, abrió una serie de caminos. Bottas se fue a Alfa Romeo, Alex Albon llegó a Williams para suplir a Russell, aunque no le gustara a Toto Wolf y que Alpha Tauri, confirmara a Pierre Gasly y del japonés Yuki Tsunoda, como pilotos. Quedan fichas por resolver, como por ejemplo la segunda butaca de Alfa Romeo, donde no se sabe quien la ocupará. Seguirá Antonio Giovinazzi o se irá a otra categoría. Lance Stroll se mantendrá como piloto en Aston Martin, la escuadra que dirije su padre y qué pasará con Haas-Ferrari, entre Mick Schumacher y Nikita Mazepin.

El autódromo de Monza tiene una extensión de 5.793 metros y que deberá ser recorrido en 53 oportunidades para completar 307,029 kilómetros de carrera. El récord de velocidad lo tiene Lewis Hamilton desde la Q3 del año pasado con un neto de 1m18s887/1000 a un promedio de 264,363 km/h. Las primeras apreciaciones, indican que Mercedes vuelve a ser favorito por el potencial de su planta motriz y de conjunto, frente a un Red Bull y el propio Ferrari, que ya anticiparon que no sienten tan cómodos en el escenario italiano y menos bajo la influencia de los “Tifosi”.

En Monza, el acelerador está a fondo en el 74 por ciento de la vuelta, con un bajo frenaje, sobre el 11 por ciento durante la vuelta y en sus seis zonas de frenado. La carga aerodinámica es baja, en función de que por los sectores veloces presentes, los alerones serán muy planos para intentar sacarle el mejor provecho al factor aerodinámico. La velocidad será mayor a los 360 km/h y las paradas en boxes, oscilarán por encima de los 23 segundos, ya que la calle de boxes tiene una longitud de 301 metros. Hasta el récord del año pasado de Lewis Hamilton, lo mejor era lo hecho por el colombiano, Juan Pablo Montoya (Williams) quien 2004, había rodado a 260,6 km/h.

Los horarios para mañana son los siguientes: Primer ensayo a las 9.30 (hora argentina) y clasifica: 13.00. El sábado, a las 7.30 el nuevo ensayo y el Sprint a las 11.30, en tanto la carrera, será a partir de las 10 horas.

Compartir.

Leave A Reply