sábado, diciembre 3

Carlos Alberto Pairetti, nació en la localidad santafecina de Clucellas, el 17
de octubre de 1935 y a los pocos meses su familia se radicó en Arrecifes,
provincia de Buenos Aires y sería uno de los pioneros en lograr éxitos para
lo que se conoce como la “Cuna de Campeones” del automovilismo.
El Turismo de Carretera fue una de las primeras categorías en recibirlo y
su debut se produjo el 25 de marzo de 1962 en la Vuelta de Pergamino,
conduciendo la cupé Chevrolet que le prestó su amigo, Néstor
Marincovich, tío de quien también fuera piloto, Carlos Marincovich,
recientemente fallecido. Pasó un año, para que en 1963, lograra la
primera, de las 22 victorias, que festejó en el TC. Fue en ocasión de una
prueba corrida en Mar del Plata y sería la base para conquistar sus
primeros nueve triunfos con la marca Chevrolet entre 1963/66.
La provincia de Córdoba fue testigo de tres de sus más importantes
victorias y que quedaron grabadas a fuego en Carlos Pairetti. La primera
de ellas, fue en 1965, cuando en pleno auge de las carreras, Pairetti se
presentó a correr en la prueba de TC con un Volvo 122 SB para competir
en Villa Carlos Paz. Logró el mejor tiempo en la clasificación sabatina en el
recordado circuito “Santa Rita del Lago” y luego fue una notable victoria,
aprovechando la relación peso-potencia del auto, frente a las marcas
tradicionales. Ford, Chevrolet y Dodge. Fue el 6 de enero de 1965 y no fue
regalo de los Reyes Magos. ..
Su segundo triunfo, lo alcanzó en el autódromo Oscar Cabalén, el 14 de
julio de 1968, en prueba organizada por el Automoto Club de Carlos Paz y
la primera con el famoso “Trueno Naranja” uno de los vehículos símbolos

de Pairetti en su carrera deportiva y en el año en el cual alcanzaría el
Campeonato Argentino de Turismo Carretera con cuatro triunfos. Sería su
único título argentino y con el auto construido por Horacio Steven, sobre
la base del Prototipo Ford, que había llevado a la muerte a Oscar Cabalén,
un año antes, el 25 de agosto de 1967, durante una prueba en el circuito
de la Siderurgia Argentina en San Nicolás.
La tercera victoria en suelo cordobés, fue en 1971, ya corriendo con la
marca Ford, tras varios años de hacerlo con su principal rival, Chevrolet.
Fue en el circuito de Los Cóndores, el 29 de junio de 1971 y serían dos
triunfos con la marca, superando a Jorge Cupeiro y Mauricio García.
Il Matto Pairetti
Carlos Pairetti, fue uno de los pilotos que gustaron de acelerar siempre y
bajo cualquier circunstancia y por ello se ganó el mote de Il Matto (El loco)
por su forma de correr. Sus virtudes como piloto, lo llevaron a correr
también con monoplazas, ganando las 500 millas de Rafaela en 1968,
corriendo luego las 300 Indy en Rafaela en 1971, en una de las pocas
salidas de la entonces categoría del USAC de Estados Unidos, para correr
en Argentina. Luego intentó pero no pudo clasificar para correr las 500
Millas de Indianápolis de ese mismo año, compitiendo también en la
F{ormula Tres Europea. En la culminación de su carrera como piloto, se
plantó con la marca Dodge, conduciendo una cupé Dodge GTX y un Dodge
1500 en TC, logrando su última victoria en Mendoza en 1977 y su retiro
de la actividad, se concretó el 14 de agosto de 1978, corriendo con la cupé
Dodge. GTX.
Pairetti, junto a Luis Rubén Di Palma y Carlos Marincovich, integraron una
trilogía que llevó a la ciudad de Arrecifes a ser testigo de grandes triunfos
en el automovilismo argentino y aún hoy, con Agustín Canapino como
estandarte, sigue brillando.

R.C

Compartir.

Leave A Reply