miércoles, octubre 5

La convocatoria realizada por Red Bull y Sergio “Checo” Pérez para girar en un circuito callejero emplazado en las principales avenidas de la ciudad de México, tuvo un eco inusual entre los aficionados, que decidieron acudir desde la noche de ayer para acampar y esperar el momento de ver girar al piloto local al comando de un Red Bull RB7 de la escuadra.

Se utilizó un circuito emplazado entre la Glorieta del Ángel de la Independencia y la Diana Cazuela, conformando una Avenida similar a los Campos Elíseos en París, Francia y que albergó a más de 100 mil aficionados que se deleitaron con las aceleradas, las donas, las frenadas, miéntras Pérez saludaba a los aficionados, que con todo lo que tenían a mano, cámaras y teléfonos celulares, buscando reflejar esos momentos.

Hubo tres salidas a pista de Checo, en la primera salió a calentar gomas y el motor y la segunda fue con una duración de 10 minutos, donde los aficionados pudieron verlo girar durante varias vueltas y con la bandera verde en plena acción para darle el vía libre en el circuito. Sólo una manifestación sobre el final, que nada tuvo que ver con lo deportivo, hizo que se tuviera que resignar una de las salidas previstas. Para el domingo, en el circuito Hermanos Rodríguez, recuperado para la disputa del Gran Premio, luego de haber estado afectado el año pasado por las autoridades sanitarias para luchar contra la Pandemia del Covid 19 y que fuera devuelto para la actividad deportiva, hace algunos meses.

El Gran Premio de México, se correrá el próximo domingo desde las 16 (hora argentina) sobre 71 vueltas.

Compartir.

Leave A Reply