domingo, enero 29

Singapur, con la magia de los callejeros

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

No es Mónaco, no es Melbourne en el Albert Park, no es la Isla de Notre Dame en Canadá, pero es una gran opción de combinar una carrera distinta a todas en un callejero nocturno, con un viaje a una de las ciudades turísticas más interesantes del sudeste asiático.

Marina Bay Street Circuit

El Gran Premio de Singapur en el Circuito de Marina Bay se corre desde 2008, siendo el primer evento nocturno de la Fórmula Uno, que se destaca con el espectacular telón de fondo de la ciudad. Se disputa en calles abiertas al público y fue dotado de un sistema de iluminación extraordinario que replica condiciones “diurnas”, con absoluta seguridad para los pilotos y para los 80.000 espectadores que pueden instalarse en sus cómodas tribunas o en sus lujosos sectores de paddock.

Singapur con apenas 697 km cuadrados es el más pequeño de los países del sudeste asiático y al mismo tiempo el más densamente poblado del mundo con 5.5 millones de habitantes.                        El aeropuerto de Changi se ubica a 20 km la ciudad y es mucho más que una terminal aérea ya que alberga 160 negocios y 80 restaurantes. Desde allí se puede viajar a 185 destinos de 58 países.     Para llegar del aeropuerto a la ciudad se recomienda usar el MRT que es el metro local. Los trenes parten cada 12 minutos y en menos de media hora llegan a la estación del City Hall. Funciona desde las 06 hasta la medianoche.

¿Qué se puede hacer en la ciudad-estado?

Universal Studios Singapore

Salir de compras es siempre un buen programa y en Orchard Road se pueden encontrar 20 malls (veinte!) en apenas 2.5 Km, el sueño de cualquier shopaholic. También se puede visitar el Marina Square y el Sentosa Island. En este resorte turístico de primer nivel los chicos pueden ir a los Universal Studios o toda la familia a la playa.

Los amantes de los animales podrán conocer el Singapore Zoo que es probablemente el mejor zoo del mundo. Los animales disfrutan de un entorno de plena libertad y los visitantes pueden verlos sin obstrucciones. No es difícil pararse debajo de un árbol y ver a poca distancia a los orangutanes, o a los lémures a pocos pasos de nuestro camino. También se puede hacer un safari nocturno cerca del zoo (todo ocurre de noche!) para ver leopardos y tigres de Malasia.

Los que prefieren las plantas a los animales, pueden escapar al vértigo de la ciudad visitando los jardines botánicos. Se encuentran al final de Orchards Road y son un lugar ideal para un picnic o simplemente para ver pasar el mundo. Paseando por entre los jardines de orquídeas, se puede encontrar la Vanda Miss Joaquim, la flor nacional.

Otras opciones son el barrio de Little India, para llevarse especias a casa, recorrer el museo Baba House para conocer la cultura Chono-Malaya de una de la minorías étnicas de Baba- Nonya, o recorrer una reserva natural como la de Bukit Timah.

 

¿Cuánto cuesta?

Un pasaje Buenos Aires- Singapur por Emirates Airline cuesta alrededor de 45.000 pesos.

Raffles Hotel Singapore                                           Foto: Booking.com

¿Dónde dormir? Los pilotos de F1 y los fanáticos sin límites de crédito eligen el exclusivo Hotel Raffles en la Beach Road. Está en la lista de los Top 40 de los mejores hoteles del mundo. Se puede conseguir una habitación doble estándar por unos 12 mil pesos la noche… las premium ya se agotaron, claro.

Hay opciones un poco más convenientes en esa especie de Quinta Avenida que es Orchard Road y también hostels, que son limpios y relativamente baratos.

Compartir.

Leave A Reply